Metodologia de Tarot para sanar


El comprender el poder de Sanación Evolutiva que se obtiene por medio de una Lectura de Tarot es fácil si damos seguimiento a cada una de las fases de los Arcanos Mayores bajo los siguientes conceptos con lo cual podemos ver de manera clara en que fase evolutiva nos encontramos en momento presente y de esta manera enfocando hacia donde está el problema en sí, no sin antes mencionar que la lectura es relacionada por completo con cada uno de los Chakras de tal manera que nos percatamos qué se encuentra bloqueado en nosotros mismos y a su vez que es lo que estamos atrayendo en ese momento, por tanto no existe margen de error al considerar el enfoque al Yo Interior, quien es quien habla y a la relación con dada uno de los puntos de energía vitales que poseemos.

De tal manera que damos paso a tomar conciencia de lo que nos
bloquea, lo que nos obstaculiza, lo que provoca el estar pasando por determinadas situaciones, por determinadas experiencias que no queremos en nuestra vida, por tanto no podemos cuestionar a nadie siendo que cada quien pasará las experiencias que tienen que vivir con la finalidad de aprender, de evolucionar de tal manera que cada uno busca y tiene la vida que ha generado por diversas situaciones tanto de manera consciente como inconsciente.

Es importante remarcar que existen factores externos como la educación tanto moral como intelectual recibida dentro de nuestra infancia y en el transcurso de nuestra propia vida, así como factores sociales que dan a lugar y "rompen" en cierta forma con el objetivo de la evolución misma y son los aspectos que tenemos que sobrepasar para nuestra propia liberación y bienestar dado el caso.

Todas las fases siguientes se encuentran presentes en todos y cada uno de nosotros y hasta no tomar conciencia de cada una de ellas, determinando por medio de la lectura correspondiente el punto exacto en el cual nos encontramos, y de esta manera "romper", sanar ese punto estaremos ahí, en la misma situación o situaciones hasta evolucionar.

De tal manera que el conocimiento de cada una de las fases, considerando que una conlleva a la otra, abre paso al inicio de la sanación evolutiva por medio del Tarot con los Arcanos Mayores:

El Loco. Todo da inicio con un malestar, con una idea de que algo no está bien o algo que queremos cambiar tanto de nosotros mismos como de nuestro entorno, nos percatamos que existe una situación que conlleva dudas y de la cual queremos encontrar una respuesta, la salida de la misma situación o la idea de algo nuevo, de un cambio y partimos en la búsqueda.





El Mago. Vemos y ponemos “sobre la mesa” lo que tenemos y nos percatamos de lo que no tenemos, lo que en sí nos hace falta en nuestra vida mediante lo cual se abre la puerta a lo que nos gusta en nuestra vida y lo que no nos gusta de ella. Tomamos conciencia de la vida que tenemos en sí.




La Sacerdotisa. Damos vueltas sobre el tema en cuestión, tratamos de aclarar las ideas y los pensamientos conllevando a un análisis, a una búsqueda de evidencias de lo que sucede, entrando en un estado de conciencia sobre la propia situación que acontece de tal manera que se crea un plan, una idea clara bajo previa y profunda meditación de lo que acontece. Vemos todo lo que compone nuestra vida, así como nuestras fortalezas y debilidades.




La Emperatriz. Nos sentimos con la claridad necesaria y a la vez, en diferentes grados satisfechos tanto por asimilar lo sucedido como por darnos cuenta de la realidad en sí en donde la propia intuición, la imaginación toman parte fundamental considerando que ya no estamos en divagaciones sino en la conciencia plena del asunto en sí.





El Emperador. El sentimiento que da a lugar al saber que hacer ahora que tenemos un plan, una idea clara nos da energía nuevamente de alcanzar, de lograr el objetivo mismo de tal manera que nuestra actitud, nuestra vibración se eleva a un grito de esperanza a la posibilidad de un cambio a favor sobre uno mismo y sobre el entorno. Nuestra actitud y comportamiento adquiere nuevamente seguridad general, nuestra mirada, nuestro semblante exterior lo refleja por completo. Estamos listos para iniciar.




El Sumo Sacerdote. Siendo que sale de una verdad el cambio de actitud y comportamiento, de nuestro Yo Interior, es momento de hacerlo saber, de dar a conocer el plan, lo conocido, el externar que ya no estamos con “los ojos vendados” y conocemos la realidad… ya no es momento de callar sino de externar y dar paso a buscar el camino para el cambio a favor de nuestro plan, de nuestra idea.





Los Enamorados. La indecisión aparece como primer obstáculo por lograr el objetivo trazado, el miedo, el temor que conlleva el dejar lo que se tiene, tanto personas como cosas que dieran a lugar por la acción del plan trazado o por el hecho de sentir tristeza futura por la decisión tomada en principio al provocar quizá tristeza, dolor en otros del entorno mismo lo que produce sentimientos de duda, un freno en sí y del cual tenemos que dar paso firme por alcanzar el objetivo mismo.





El Carro. Pasamos con fuerza de voluntad el punto anterior con lo cual estamos con la voluntad suficiente, hemos pasado la prueba en donde estamos preparados para girar la rueda a favor por tanto no podemos dar paso atrás o regresaremos al punto de partida o al anterior en donde la indecisión propia será la ganadora en el presente y por ende en el futuro.





La Justicia.  Es momento de seguir y quizá recordar, es válido llorar, el sentir tristeza interna por lo vivido, por las situaciones pasadas de incertidumbre y sufrimiento que dieron a lugar o reír de los momentos que lo hayan provocado pero solo eso: “el recordar” sin vacilar, sin dudar y continuar el camino que ya se ha avanzado hasta este momento, se presenta este punto como un segundo obstáculo que puede provocar el dar marcha atrás, el detenerse o regresar a la situación misma y continuar en ella.




El Ermitaño. Pasamos a la fase de seguir, ya lloramos, ya reímos, ya aprendimos y conocemos el camino. En este momento ya somos más fuertes siendo que la propia experiencia nos hace ver que el punto de partida no era para nosotros, es decir, estábamos con los “ojos cerrados” y ahora ya no. Sabemos y sentimos que vamos bien y que el cambio está a la vuelta, a pocos pasos ya. Hemos superado dos de los principales obstáculos no sin antes haber tenido la decisión de querer con Fuerza de Voluntad de encontrar el camino correcto, de dar a conocer la verdad y seguir adelante.



La Rueda. La situación cambia a nuestro favor, hemos sido acreedores al cambio por haber demostrado perseverancia, destreza, por lograr siendo que a pesar o por encima de todo queremos y buscamos nuestro objetivo, sin dudas, sin divagaciones, sin miedos. Ahora la rueda está a nuestro favor y el cambio está manifestado o en proceso mismo en estos momentos.





La Fuerza. Es momento de demostrar fuerza ante nuestras emociones, controlandolas, no cayendo en excesos, no cayendo en debilidades pasadas dado que la prueba vendrá de nuevo en nuestro entorno bajo experiencias pasadas que darán a lugar de las cuales debemos mantenernos firmes para continuar el camino que nos hemos propuesto que nos hemos trazado en donde entra el dicho “lo importante no es llegar sino mantenerse” haciendo frente en principio ante nosotros mismo dominando los impulsos y de nuestro rededor.





El Colgado. La prueba llega, los apegos del pasado giran a nuestro alrededor, aquellas personas del pasado que hicieron daño o aquellas que se alejaron de nosotros por diversas razones aparecerán al ver el cambio que se ha generado en nosotros mismos, al ver que la rueda gira, ha dado vuelta a nuestro favor más por buscar un beneficio que por amor o sentimiento puro o bien por buscar un daño nuevamente, es el momento de la prueba en definitiva. No existe momento de dudas, de miedos o divagaciones aquí y ahora es la prueba, el obstáculo que de nuevo aparece en nuestra existencia para valorar si hemos aprendido, si somos capaces de mantener nuestra posición ante cualquier sentimiento, emoción terrenal, es el momento de demostrar nuestra fuerza de voluntad, nuestra convicción absoluta de nuestro objetivo trazado tiempo atrás, es el momento de decir basta y dejar atrás lo dañino, lo perjudicial que hemos vivido y que no nos permitió ver con claridad, no permitía reconocer el camino estando en aquellos momentos con miedos, apegos, temores de culpabilidad con una nube de divagaciones y lo cual vencimos hasta llegar ahora a este punto existencial. Seguramente “rodarán cabezas” pasando esta etapa pero la nuestra ya no, esta vez no es ni será dado que si cedemos iniciaremos, caeremos al principio del viaje bajo el entendido de las preocupaciones, de los problemas, en sí de todos los acontecimientos que originaron el inicio del ciclo.

La Muerte. Hemos superado la prueba, el colgado quedó atrás y no hemos sido nosotros, sabemos lo que queremos y hemos luchado por ello. Nuestra voluntad es absoluta, el control de nuestras emociones terrenales está bajo nuestro propio dominio y no de los demás, somos quienes dirigen el rumbo de nuestra propia existencia y nuestra felicidad, nuestra plenitud ya no depende de nada ni de nadie más que de nosotros mismos. Hemos renacido, hemos alcanzado un nuevo ciclo a favor, una nueva etapa se abre en nuestro horizonte donde ya es imposible dar marcha atrás, pasamos la línea de lo pensado “imposible” tiempo atrás, estamos cercanos a nuestra evolución misma. La Fuerza de Voluntad de decir las cosas como son a favor de nosotros mismos es contundente, ya sea familiar, amigo, conocido decimos las cosas como son, el involucrase en situaciones vanas, con personas sin sentido ya no existe en este momento sea quien sea, nuestras acciones son y se manifiestan para nuestra absoluta plenitud, ya no dependemos de nadie para nuestra felicidad.


La Templanza. Estamos en equilibrio pleno, el momento de paz y tranquilidad esperada y buscada tiempo atrás, es necesario el mantener la posición, el sentir los momentos de plenitud vivida para dar el siguiente paso una vez conocido, una vez aprendidas las lecciones anteriores sabemos, hemos palpado el sentimiento de equilibrio interno y externo.






El Diablo. Aparece nuestro lado oculto, nuestra parte escondida, nuestros secretos más profundos que hemos escondido ante los demás lo cuales tenemos que dar a conocer, ya no es posible seguir escondiendo, ocultando nuestros gustos, nuestras preferencias, nuestros más profundos deseos dado que de hacerlo ahora nos convertiremos en esclavos de nuestras propias pasiones y deseos reprimidos con el alto riesgo que conlleva en detrimento de nosotros mismos, de nuestra salud. No podemos seguir tapando “el sol con un dedo”, es necesario salir a la luz por completo, el exteriorizarlos. Nos encontramos ante una nueva prueba, hemos alcanzado el equilibrio, sobrepasando obstáculos de diversa índole, ahora es momento de pasar nuestros propios y más profundos obstáculos ocultos en nosotros mismos haciendo frente a ellos y sacarlos a la luz.


La Torre. Llega el momento del clímax, del punto más alto que no puede soportar más la emotividad, el placer de sentirnos libres por completo. Tenemos equilibrio y además hemos encontrado el placer de ser libres por completo tanto interna como externamente, en estos momentos la admiración de los demás ante nosotros es de notar por haber demostrado nuestra fortaleza, nuestro temperamento y decisión de manera contundente más el demostrarnos tal cual somos, lo que nos hace sentir bien, ante nosotros mismos y ante los demás por lo cual nuestra vibración emana por encima de muchos por completo y por tanto nos admiran.



La Estrella. Nos mostramos tal cual somos ante los demás, no existe nada oculto, no existe ningún secreto guardado lo que nos permite un enfoque pleno ante lo que queremos, ante lo que buscamos aquí y ahora. Hemos pasado por todo un proceso evolutivo que nos ha permitido llegar a este punto, a esta etapa en la cual nadie nos obstaculiza, ni nosotros mismos siendo por completo transparentes lo que da a lugar “como estamos por dentro estamos por fuera” considerando un estado de plenitud, de bienestar dando paso a un ciclo de logros, de éxito de lo que decidamos emprender dado que nada nos hace dudar, ya no sentimos miedos, temores, nuestras emociones se encuentran controladas completamente por nosotros mismos, ya no dependemos de nadie en lo absoluto.

La Luna. Se abre paso al aprender a manejar la intuición, el aspecto femenino que todos y cada uno tenemos en nuestro interior, el uso del llamado sexto sentido quizá aún no despierto en su totalidad. Es momento de dar paso al uso correcto de escuchar nuestra voz interior tanto como “protección” propia como para las decisiones que dieran a lugar. La confianza en escucharnos a nosotros mismos bajo este concepto dará lugar a un completo poder de anticipación a favor propio, ahora ya estamos preparados para llevarlo a cabo al no existir nada que obstaculice el maravilloso poder femenino de la visualización.


El Sol. El conocer el maravilloso poder femenino de la visualización, de la intuición no sirve de nada si no lo ocupamos, es decir, si no tomamos las acciones pertinentes a la anticipación misma. El aspecto masculino da a lugar ya en este punto, el hacer, el actuar, la energía de manifestar, de materializar los pensamientos a que dan a lugar antes de que sea demasiado tarde, ya sabemos lo que viene, lo podemos sentir, palpar sin embargo si no actuamos en tiempo y en espacio de nada sirve por lo tanto el aspecto masculino será el factor fundamental de tomar las acciones pertinentes sin dudar en lo más mínimo.


El Juicio. Se abre paso ahora al juicio interior, hemos llegado al punto final del recorrido en donde el examen de nuestros pensamientos, de nuestras acciones pasadas por lograr, por alcanzar nuestros objetivos está listo para llevarlo a cabo. Hemos aprendido a sobrepasar nuestros sentimientos terrenales por nuestro propio bienestar, a controlar nuestras emociones, los apegos han sido liberados por completo, el involucrarnos con vibraciones bajas no existe ya, no conocemos la indecisión. En este momento ya el pasado no causa ningún tipo de dolor, de sufrimiento estando en este punto en equilibrio en todos los aspectos, en todos los sentidos por tanto no debe existir ningún obstáculo interior, la intuición femenina está en uso continuo así como el aspecto masculino de tomar las acciones pertinentes, por tanto no existe ningún obstáculo exterior de tal manera que se nos presentan pruebas diversas con la finalidad de recalcar nuestra fuerza de voluntad y pasar el examen.


El Mundo. Dominamos todos los elementos de la evolución terrenal. Hemos pasado el examen de la trascendencia en este punto, ahora es momento de transmitirlo en pro, a favor de los demás para la búsqueda de la plenitud, de bienestar general de cada uno.






Debemos considerar que ningún Arcano Mayor es negativo, todos son positivos, es decir, todo acontecimiento a que da a lugar es para obtener un aprendizaje con la única finalidad de evolucionar por tanto el comprender el concepto de positivo para cada uno de los Arcanos Mayores del Tarot bajo este entendido es fundamental. Negativo es el aspecto de no hacer caso, no querer escuchar y cambiar el rumbo lo cual nos mantiene y mantendrá en la misma situación hasta obtener el aprendizaje necesario ya sea en esta vida o en la otra, lo que puede conllevar a vida tras vida, a una eternidad.

El morir es renacer, no nos destruimos solo nos transformamos en función de nuestra propia evolución de conciencia bajo lo expuesto anteriormente, en cada uno de los puntos, en cada uno del Arcanos Mayores de tal manera que al morir y renacer partimos de nuevo el camino dejado pendiente.

Software Esotérico Tele Hipnosis Control a Distancia

En este enlace proporciono todos los títulos disponibles


Cualquier duda o comentario estoy a tus ordenes.

Karla Sámano
Lectura Profesional de Tarot
www.lai-lah.com




Artículos de Interés:

Ángeles

Ceremonia del Pentagrama
Ceremonia para invocar Ángeles
Cómo aceptar el amor no correspondido
Cómo atraer la abundancia (armonía)
Cómo atraer el amor con ayuda de los Ángeles
Cómo invocar a los Serafines
Cómo invocar a los Querubines
Cómo invocar a las Potestades
Cómo comunicarnos con los Ángeles
Cómo convivir con los ángeles
Cómo hacer agua bendita
Cómo hacer un Talismán para cada ángel
Cómo orar a los ángeles
Cómo contactar a los Ángeles
Cuál és la finalidad de los Ángeles
Los Ángeles
Los Ángeles de la Guarda
Jerarquía Angelical (Celeste)
Todo acerca de los Ángeles
Todo acerca de Serafines
Todo acerca de Querubines
Todo acerca de los Tronos
Todo acerca de Dominaciones
Todo acerca de Potestades
Todo acerca de Virtudes
Todo acerca de Principados
Todo acerca de Arcángeles
Manifestación de Ángeles
Ofrendas para ángeles
Qué dice la ciencia sobre los Ángeles
Qué és un altar angélico
Qué días son los adecuados para hacer invocaciones
Talismanes màgicos angelicales

La Santería

Sobre la Santería
La Santería: El Altar
La Santería: Los Orishas
La Santería: Babalú-Aye
La Santería: Elegua (abre o cierra caminos)
La Santería: Los Ibeyis (La fortuna y prosperidad)
La Santería: Obatalá (La reconciliación)
La Santería: Ogún
La Santería: Orula (Futuro y destino)
La Santería: Ozaín (Guardián del Campo)
La Santería: Oshosi (Patrón en problemas con la justicia)
La Santería: Oshún (En problemas de amor)
La Santería: Oyá (Cuida de los enfermos)
La Santería: Changó (Patrón y abogado de los enfermos)
La Santería: Yemayá (Salud y estabilidad)
La Santería: Como limpiarse de brujería?
La Santería: Como limpiarse con un huevo?
La Santería: Como hacer una limpia con ramas de albahaca?

Hechizos de Amor

Hechizo de Amor: Para alejar a los rivales
Hechizo de Amor: Para que me ame
Hechizo de Amor: Para conseguir amor especial
Hechizo de Amor: Unidos contra todos
Hechizo de Amor: Para eliminar rivales
Hechizo de Amor: Para que se fije en mí
Hechizo de Amor: Para encontrar amor
Hechizo de Amor: Para que se enamore de alguien más
Hechizo de Amor: Para que llegue el Amor
Hechizo de Amor: Para una reconciliación
Hechizo de Amor: Para encender de nuevo el amor
Hechizo de Amor: Para recuperar a un amor
Hechizo para enamorar comprobado
Hechizo de Amor: Para atraer el amor
Hechizo de Amor: Para que me ame solo a mí
Hechizo de Amor: Para que regrese
Hechizo de Amor: Para que me ame con pasión
Hechizo de Amor: Para que me ame por siempre
Hechizo de Amor: Para que diga que sí
Hechizo de Amor: Para recuperar el amor que se fue
Hechizo de Amor: Para un amor imposible
Hechizo de Amor: Para atraer al hombre que quiero
Hechizo de Amor: Fuerte para tener a una persona a mis pies
Poderoso amarre de amor utilizando fotos
Amarre de Amor para que vuelva

Oraciones

Ensalmos a San Miguel Arcangel
Oración al Sagrado Corazón
Oración a Santa Rita de Casia
Oración a San Pedro Apóstol
Oración a la Divina Providencia
Oración a la Mano Poderosa
Oración del Necesitado
Oración a San Deshacedor
Oración para atraer el dinero
Oración al espíritu de la buena suerte
Oración para hacer fortuna
Oración del Alma
Oración al Poderoso Arcángel San Miguel
Oración a San Pancracio
Oración a San Gabriel
Oración al Santo Cristo de la salud
Oración a San Francisco de Asís
Oración a San Juan Bautista
Oración a San Lázaro
Oración para dirigirse al Angel de la Guardián
Oración a San Antonio
Oración a las Benditas Animas del Purgatorio

El ocultismo

Qué és el ocultismo
El Ocultismo a través de la historia
El Ocultismo en la Edad Media
El Ocultismo en Roma y Grecia
Los principales magos de magia negra
Hechizos para enamorar
Sobre Magia Negra
Sobre Símbolos Satánicos
Todo sobre magia negra
Qué és la magia negra y blanca
Como invocar espíritus
Sobre las Runas

Diversos

Todo sobre los signos del zodiaco

El mejor sitio y la mejor tarotista solo aquí, Tarot Online, tarot on line, Tarot en linea, la mejor lectura de tarot real, verdadera, respuestas verdaderas y reales con lectura de tarot